EL CAMINO

EL CAMINO

¿Has visto los laberintos? Un laberinto es un lugar formado por calles y encrucijadas, intencionalmente complejo para confundir a quien se adentre en él; en la mayoría de estos existe un solo camino para llegar a la salida, y el resto te lleva a callejones sin salida o en algunos casos a trampas.

Existe vida después de la muerte, y todos queremos alcanzar esa vida eterna, donde ya no hay llanto ni dolor. Pero la vida aquí en la tierra 🌏 es un laberinto, y existen demasiados caminos que nos ofrecen llevarnos hacia esa vida eterna. Como seres humanos en este laberinto buscamos ese camino, pero muchas personas en su ansiedad por llegar se topan con encrucijadas que no llevan a la salvación. La salida del laberinto es la muerte, pero ¿a donde te conduce esa puerta 🚪? A diferencia de los laberintos normales, en la vida, al final de cada camino, siempre hay una puerta con únicamente dos destinos; una lleva a las salvación y las demás a condenación eterna.

¿Cuál es el camino correcto? La Biblia nos da la respuesta, 👇🏻

“—Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.” Juan 14:6

“De hecho, en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos.” Hechos 4:12

img_7487

No existió, ni existe y tampoco existirá otro camino que nos lleve a la vida eterna. En la actualidad hay mas religiones que humanos en la tierra, y cada una de ellas ofrece la salvación. Pero el único y verdadero es Jesús, él decidió llevar sobre sus hombros todos nuestros pecados para que recibiéramos el perdón, sufrió todo tipo de humillación para que nosotros seamos salvos, solo mediante él podemos ser perdonados, y clamar a Jehová. Jesús Murió pero resucitó para rescatarnos,

“quien dio su vida como rescate por todos. Este testimonio Dios lo ha dado a su debido tiempo,” 1 Timoteo 2:6

Mientras tengamos vida tenemos esperanza. Sigamos a Jesús, permitamos que entre en nuestras vidas y nos guíe hacia la vida eterna. No busquemos en otro lado, los demás caminos son engañosos y nos llevarán a perdición. Nosotros tenemos la libre decisión de que camino elegir. Elijamos a Jesús, el camino es complicado, podría llevarnos a cruzar dificultades, pero al final la recompensa es inigualable: vivir en la nueva Jerusalem, con calles de oro y mar de cristal (Apocalipsis 21). Así que te animo, si aun no sigues a Jesucristo, acéptalo como tu salvador y sigue sus pasos; y si ya eres seguidor, pues no te rindas que nos espera la corona de vida.

Es todo por hoy!! ¿Te gusto la publicación? Deja tu comentario y compártelo con tus amigos y en tus redes sociales, así me ayudas mucho.

4 comentarios en “EL CAMINO

  1. Es un buen mensaje y gran guia espirutual. Pero cuidado con enormes exageraciones como “En la actualidad hay mas religiones que humanos en la Tierra” se entiende la intención pero en mi opinion no es correcto exagerar tanto. Saludos 😑

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s